blog

3 lecciones clave para todo emprendedor

por· comentarios:0

Por: Krishna Rodríguez

En octubre del 2012 me lancé al campo de los emprendedores. Lo hice de una manera intensa y radical renunciando a un  empleo estable que disfrutaba mucho para comenzar un negocio de ventas de jabones artesanales. Analicé mucho la situación antes de saltar al ruedo, deseaba verdaderamente aprender sobre el desarrollo de empresas y leer un libro no me bastaba, ¡quería vivirlo!

Mi única experiencia como emprendedora había sido a los 10 años cuando traté de vender dulces a mis compañeros de escuela, mi tiendita ambulante duró una semana ya que devoré el 80% del inventario, quedándome sin la inversión necesaria para reinvertir. Una excelente lección a temprana edad pero la única que tenía en mi bolsillo a mis 38 años. Básicamente, como decimos en México, “no sabía ni papas” de negocios.

Jabones artesanales Keidi BLS Group

Hay una frase famosa en inglés que dice  “la ignorancia es una bendición” y en mi caso fue así, es más,  considero que fue mi más grande aliada ya que me impulsó a emprender sin experiencia y sin mucho dinero, pero esa misma ignorancia se convirtió también en mi más grande obstáculo.

Durante mi primer año de incursión conservé un diario en el cual escribí semanalmente una lección aprendida, esta semana al releerlo recordé el costo de esa sabiduría: ¡muchos cabezazos!, creo que numerosos de ellos pudieron haber sido evitados. Quiero pensar que existen emprendedores que comienzan sin tantas limitaciones ya que han tenido  la oportunidad de aprender  sobre la gestación y desarrollo de una empresa con el modelaje que recibieron en su entorno, por ejemplo a través del negocio familiar.  Personalmente yo nunca tuve tales enseñanzas, ni en mi círculo familiar ni en el de mis amistades ya que todos son empleados o dueños de negocios pero los dirigen como empleados.

Deseo  compartirte 3 lecciones claves que sintetizan las primeras 12 lecciones de mi diario, como son en total 52 las junté en categorías y dividí mi artículo, en este  te comparto lo que aprendí en los primeros 3 meses y a través de este blog te compartiré las enseñanzas restantes en mis próximas publicaciones. Espero que te ayuden a evitar muchos dolores de cabeza, pérdidas de dinero, tiempo y relaciones.

1. Expectativa versus Realidad. Mantén una visión realista y tus pies firmes sobre la tierra, a pesar del entusiasmo que tus amigos y familiares te manifiesten. La verdad es que no todos los que dicen que van a comprar compran, ni todos los que dicen que te van ayudar podrán hacerlo, ni todos los que dicen que van a invertir capital lo harán. No bases tus decisiones en  promesas, en mis primeros 3 meses de operación el 90% de la gente  me dejó plantada ¡no estoy exagerando! Desde profesionistas que quise contratar para que me guiaran en decisiones sobre mi producto hasta clientes. Mi negocio jamás hubiera arrancado si los hubiera esperado. Tengo muchos ejemplos que pueden ilustrar este punto  pero el más impactante  fue cuando lancé tres semanas antes de la navidad una campaña de publicidad personalizada y dirigida a mis conocidos de Facebook, ¡primer gran error! ya que son amigos y no clientes. De 200 amigos que tenía 40 respondieron positivamente diciéndome que comprarían mi producto durante la navidad y me dieron una idea de cuántos arreglos necesitarían y del presupuesto con el que contaban. Hice un nuevo inventario navideño basado en eso, de los 40  llegaron 5 y mi inventario  quedó intacto, como mi negocio era nuevo basé mi inventario en 35 diferentes aromas de jabones para que los clientes tuvieran mucha variedad,  en sólo un mes entendí cuáles de los 35 serían mis jabones estrella pero no tenía suficiente capital para su producción ¿por qué?, pues porque tenía mi dinero dormido en un inventario basado en promesas en vez de haberlo basado en un estudio del mercado que me hubiera tomado menos tiempo que mi campaña navideña personalizada. Así que antes de empezar DEBES de tener un plan de acción bien estructurado, esto es  vital para saber con antelación qué producto debes ofertar y a quién va dirigido y que te guie a través del proceso de crecimiento, de esta manera tomarás decisiones más acertadas. ¡Es la mejor  inversión que puedes hacer!

Jabones artesanales Keidi BLS Group

 

2. Consejos y Crítica Constructiva. El Dramaturgo español Lope de Vega escribió “No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar”. Los consejos te van a llover, de repente todos se convierten en expertos del tema pero francamente muy pocos saben verdaderamente de lo que hablan. Así que cuando estés en duda, busca los consejos de verdaderos expertos con trayectoria comprobada en el tema específico que requieras. Personalmente desperdicié mucho tiempo antes de entender esto.

Aprendí que la crítica constructiva es un tesoro ya que detrás de ella se esconde  información indispensable y respuestas con el potencial de salvar a tu negocio o hacerlo crecer. La mayoría de dueños de  negocios que he conocido en los últimos años suelen justificarse cuando se les cuestiona algo relevante a su producto o servicio,  lo que considero un gran error, hay que mantener una mente abierta aunque duela el ego. Personalmente fue  lo que me ayudó a impulsar mi negocio, a enfocar mi producto y a incrementar mis ventas exponencialmente.  Por ejemplo, un día, un cliente después de ver mi publicidad en Facebook me puntualizó “no entiendo tu negocio, ¿qué vendes?, ¿jabones aromáticos decorativos?, ¿son de verdad?, ¿son comestibles?, ¿qué son?”.

Jabones artrsanales Keidi BLS Group

Entendí instantáneamente que mi producto estaba muy mal enfocado y que había asumido erróneamente que se entendía lo que vendía. A pesar de que mi producto era original no me había puesto en el lugar del consumidor que por primera vez veía un jabón artesanal diferente, por ejemplo de miel pura o de granos frescos de café, además decorados con tela y flores era obvio que se podían confundir con adornos.

Honestamente si hubiese tenido un modelo de negocio habría pensado más en lo que  mi cliente objetivo buscaba en lugar que lo que me gustaba a mí.

 

3. Tú versus tu negocio. Un negocio te absorbe de una manera inimaginable. Las horas pasan, los días, los años y cuando te das cuenta estás dando vueltas en círculos con muy pocas ganancias, con una familia que no reconoces o con algún problema de salud. En vez de que tu negocio trabaje para ti tú llevas años trabajando para él y con muy pocas satisfacciones. Sí, caí en esa trampa también, me creí el cuento que para tener éxito tienes que trabajar incesantemente y no es así, créeme,  para que te vaya bien necesitas planeación y trabajar inteligentemente para organizar tiempos, sueldos, lidiar con compradores, vendedores, publicidad, mercadeo, etc. Trabajar sin planeación es el equivalente a aventarte a una jaula de leones e improvisar en el momento que se acercan cómo sobrevivir.  Así que valora tu tiempo personal,  pon límites y planea.

Un negocio es una gran aventura ya que es una experiencia muy gratificante y divertida, y de ti depende que no se transforme en lo opuesto.


CATEGORÍA
Artículos

Comentarios

844-273-0113

newsletter blsgroup

Regístrese

A Nuestro Boletín Electrónico

Reciba cada semana un resumen de noticias, tips; novedades con respecto a cursos, talleres y capacitaciones.